EL GOBIERNO DE CIFUENTES INCUMPLE LA LEGISLACIÓN Y ASFIXIA A LOS INSTITUTOS PÚBLICOS DE MADRID

Podemos CM /

Desde hace ya algunos años, la dotación presupuestaria a los institutos públicos de la Comunidad de Madrid se ha convertido en un serio problema que impide su normal funcionamiento y supone un nuevo obstáculo al trabajo de los docentes, que se ven obligados a suplir la falta de medios materiales con su esfuerzo y su buen hacer para que no repercuta en la calidad de la educación que se ofrece a la Comunidad Educativa. Un ejemplo más de cómo la gestión que realiza el gobierno del PP no solo responde a un modelo agotado en sí mismo e ineficaz, sino que se caracteriza por un marcado sesgo ideológico que discrimina a la enseñanza pública. Enseñanza de cuya gestión -no se nos olvide- es responsable.

A día de hoy, apenas ha llegado a los institutos públicos de enseñanza secundaria el 65% del presupuesto del año 2016. Y no es el primer año que ocurre esto ni se trata por tanto de una situación excepcional que pueda explicarse, como hace la Consejería, por problemas derivados del retraso en la aprobación del presupuesto. Los ingresos a los centros se hacen de forma arbitraria, sin ninguna planificación previa y sin que los equipos directivos sepan cuándo las van a recibir: en 2016 el primer ingreso de un 20% se hizo a finales del mes de Mayo, el segundo de otro 20% a finales de Agosto y el tercero a finales de septiembre. Y estamos hablando de gastos de funcionamiento para cubrir necesidades básicas y cotidianas en los centros como luz, agua, calefacción, material escolar, libros de bibliotecas, actividades complementarias, etc.

Esta situación, además, incumple la legislación actual vigente aprobada por el propio gobierno del PP: el decreto 144/2000 de 22 de junio, por el que se regula el régimen jurídico de autonomía de gestión de los centros docentes públicos no universitarios, establece que en el primer semestre de cada ejercicio presupuestario, la Comunidad de Madrid pondrá a disposición de los centros el 60% del importe anual de los gastos de funcionamiento.

Pero todo ello no parece preocupar mucho al gobierno de Cifuentes, uniendo a su desastrosa gestión el incumplimiento de la ley. Y lo hace con acostumbrada dosis de confusión y cinismo al afirmar que los saldos bancarios de los centros disponen todavía de fondos suficientes. Es cierto que algunos centros, pocos, disponen de esas cantidades, pero a costa de no pagar a sus pequeños proveedores, a costa de ingresos procedentes de otros lugares, como la retribución a las empresas donde los alumnos realizan las prácticas de FP o de fondos europeos del programa Erasmus, dinero que no se puede derivar a gastos de funcionamiento como ellos bien saben. Como decía el otro Marx, Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”.

Ante este estado de cosas, desde el Área de Educación de Podemos Comunidad creemos que deben adoptarse de forma urgente las siguientes medidas:

  • Es necesario que se liberen las partidas en fechas concretas y coherentes para evitar la situación precaria de los centros.
  • Es preciso aplicar un modelo de gestión transparente y basado en criterios objetivos que tenga en cuenta la situación real de los centros más allá del número de alumnos.
  • Es necesario y urgente disponer de créditos extraordinarios para acometer obras de acondicionamiento de los instalaciones porque los centros envejecen y requieren una intervención integral e inmediata y no se dispone de recursos para evitar el deterioro de su imagen.
  • Es necesario dotar de recursos a los centros para la renovación de equipos informáticos y aplicación de nuevas tecnologías a la enseñanza.

Defendamos la Educación Pública. La Educación de todas y todos.